"Caballeros, Patanes y otros sin Clasificación"


04 Oct
04Oct

Por: Diana García



"Caballeros, Patanes y otros sin Clasificación"

Para: PsiPasion

Las historias de romance te venden que el amor lo es todo dulzura, ternura y gran romanticismo, pero ¿Que sucede? cuando con lo que te encuentras, no es nada lo que esperabas, seguramente te encontraras contrariada por aquellas palabras de tus amigas cuando se lo cuentas o hasta tu cuando alguien te cuenta su historia, seguramente, como amiga tendemos a decir ¡Puf, Patán a la vista!, como sea, si es a ti o a tu amiga, seguramente quien lo vive se siente contrariada, entre si ella exagera o su amiga, pues el chico parecía que iba por excelente camino, hasta dulce parecía muchas veces, te dedicaba canciones o compraba regalitos que te hacían latir el corazón y hasta llego a realizar acciones que casi estas segura que jamás con nadie las había hecho, porque puede resultar que el hombre siempre te dijo que era muy frió o por lo menos con otras había sido de esa manera.

¿Y entonces? ¿Qué sucede?, parece una historia que te contraria, que te confunde y hasta a veces te puede deprimir o hacer sentir que estás al borde de la locura, como si ya no entendieras ¿Que fue real? y que pudo ser creación de tu cabeza, pues resulta ser, que al final de la historia existe una lejanía y el hombre en cuestión, parece que cada vez está más distante y más desinteresado en ti, y entonces aun a pesar de la señales enviadas, te avientas a la aventura de llamarle o bien de caerle al encuentro, la plática que tu mente había creado sobre un ser medio caballero, pero medio patán, ¡Pero!, ¿Pero! resulta ser una combinación extraña, que no tiene clasificación alguna aun, pero si termina rompiendo aquella idealización que tan bellamente habías creado, ¡Ya es hora de abrir los ojos!, sus acciones y palabras, no coinciden nada con tu amor platónico, ¿Pero quién es este hombre? seguro que te lo preguntaras una y otra vez.

Resulta que ya sea que exista un enamoramiento o idealización que es común en relaciones de pareja o hasta en gusto por alguien, nuestro cuerpo comienza a segregar diversas sustancias llamadas sustancias del amor: Oxitocina, Acetilona, Adrenalina, Endorfinas, Ganodropinas y otras dos sustancias más fundamentales que generan aquellos pensamientos recurrentes que vienen a tu cabeza, están las llamadas "Endovalium" que se encargan de liberar la fantasía y la imaginación y le siguen la "feniletilamina (Jorge Blaschke)" Que trabaja específicamente sobre tu cerebro, definitivamente sí que tu cuerpo genera una revolución de sustancias, así que ya sabrás a quien culpar de tus sentimientos hacia otro, podrás decir ¡Hay un problema en mi Felatimina, mi Oxiticona, mi Endormina, mis sustancias".

No, la realidad es que no es un problema el amor o el haberte enamorado de la persona incorrecta, si bien es cierto que nunca debes de perder de vista, la objetividad sobre aquellas cosas que quizás tú también hiciste mal, tampoco se vale sentirse culpable con alguien que simplemente nunca te valoro, no significa que las relaciones amorosas tengan que seguir los estándares de Disney, pero tampoco, nada te obliga a seguir en la vida de alguien a quien no le interesas o su interés es bajo o de verdad te hirió, no necesitan ser golpes, para saber que alguien te puede hacer mucho daño, ya que las heridas psicológicas duelen y son más profundas que cualquier golpe, así como la desvalorización como persona.

Un hombre que se ama, se valora y sabe bien quien es, no necesita comportarse mal, ser grosero, o llamarte solo cuando está solo, ni mucho menos tratara de herirte, un patán muchas veces aparentara ser dulce, cordial quizás hasta exageradamente y parecerá que está perdido de amor (por que trata de afianzarte y de hacerte sentir así para tenerte segura), pero en el momento que los papeles se inviertan te mostrara la parte que realmente es, no le importan tus sentimientos, no le importa ya, ser cordial ni caballero, no te respeta y mucho menos te valora como mujer y los hombres sin clasificación que parece que no son ni uno ni el otro del todo, son hombres que de igual manera pueden ser detallistas y trataran de agradarte, pero de pronto te desconcertaran y pueden llegar a tener comportamientos similares al patán y  lo más común es que igual que el patán llegara un punto en que no podrá más aparentar y saldrá su verdadero yo, que te apuesto será exactamente lo que no te gustaría.

Por tanto lo más importante no es que le demuestres al otro que ya te diste cuenta de quién es y de lo poco que es y ni siquiera vale la pena enfrentar a alguien que seguramente no le importa lo que creas o dejes de creer de él, lo más importante es que le quede claro a este hombre que se encuentra ante una mujer que se ama y que sabe lo mucho que vale y que por supuesto no se permitirá que la traten menos de lo que merece como persona, el que tu permitas que un hombre te sobaje, te menosprecie, te llame gorda (este o no lo estés), te ofenda y trate de acabar con tu autoestima, no lo hace un hombre peor o terrible, pero si te hace a ti una persona desvalida ante un ser que no te quiere y que si no te a través a acabar con él, él terminara contigo en la medida que tú se lo permitas, no importa que tan caballero, patán o sin clasificación sea, definitivamente si no te amas, no esperes que alguien lo haga por ti y si de verdad te amas demuestrate que no te  permitirás que alguien que  no valore lo gran y hermosa persona que tú eres, este cerca de ti, no importa cuantas virtudes o defectos tengas, lo mas importante es estar bien segura de saberte  muy especial, por que si que lo eres.

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.
ESTE SITIO FUE CONSTRUIDO USANDO