Recalculando ruta: ¿qué hacer cuándo la vida cambia?


Por Pilar García

"El secreto del cambio es enfocar toda tu energía, no en la lucha contra lo viejo, sino en la construcción de lo nuevo - Sócrates -

     El escritor holandés Everhardus Johannes Potgieter comentó hace algunos años: "sólo la renovación puede mantener, el que se queda parado, se retrasa". La vida es un eterno cambio, es lo único que tenemos asegurado en este mundo; hay veces que este cambio llega gradualmente y nos da oportunidad de planificar cómo queremos que se desarrolle, dándonos la sensación de que tenemos "control" sobre lo que está pasando en nuestras vidas... pero hay veces que llega con total fuerza, sacándonos el aire y dejándonos varados en un lugar desconocido y misterioso, sin saber a ciencia cierta cómo salir de ahí.

     Has cambiado, y con ello vienen nuevos escenarios y distintas experiencias que quieres vivir. Puedes llegar a sentir que no reconoces dónde estas parado e incluso pensar que te encuentras "estancado" mientras la gente a tu alrededor continúa avanzando y trabajando por alcanzar sus sueños... recuerda, hay ocasiones en dónde hace falta perderse para comenzar a encontrarse.

     Todo lo que estás sintiendo, la angustia, el miedo, la emoción... todo es natural; pero recuerda, esto no es para siempre. 

     Al encontrarnos en una crisis, es más fácil identificar lo que NO tenemos: no nos sentimos estables, no sabemos a dónde ir, no sabemos qué es lo que nos gusta o cómo cumplir nuestros propósitos. ¿Qué te parece si comienzas a pensar en todos los recursos con los que cuentas en este momento?; tus habilidades, tus ganas de crecer, tu tiempo... al decidir trabajar día a día para salir adelante, ya llevas la mitad del trabajo hecho.

"Si te sientes perdido, es porque tu corazón y tu cabeza no se encuentran trabajando en armonía, cuando trabajen juntos encontrarás la paz".

     Recuerda, incluso los mapas muestran más de una ruta para llegar al lugar que anhelas, sólo hace falta tener paciencia y avanzar con pasos firmes; no conviertas tus sueños en frustraciones...

     Existen algunas estrategias que puedes poner en práctica y te ayuden a aclarar tu situación actual, aquí te explicamos algunas de ellas:

1: Define tus objetivos...

¿Qué te hace feliz?, ¿qué tienes que cambiar para alcanzar tus metas? Estas son algunas preguntas que te pueden    ayudar a identificar los cambios que tienes que realizar para retomar el control de tu vida.

2: Establece un Plan de Acción...

Identifica los pasos a seguir para elaborar cada uno de tus proyectos a corto y largo plazo. Recuerda que cuanto   más aterrizados y concretos sean tus objetivos, más fácil será realizarlos.

3: Practica la paciencia...

Es mejor avanzar con pasos seguros y firmes, que con zancadas sin fundamento. Hay cosas que se encuentran bajo tu   control y otros que no; aprende que batallas vale la pena pelear, sigue preparándote y pronto verás cómo regresa la motivación a tu vida.


Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.
ESTE SITIO FUE CONSTRUIDO USANDO